Déficit de atención: qué es, síntomas e influencia en la autoestima

¿Qué es el trastorno por déficit de atención?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, por sus siglas TDAH, es un trastorno que dificulta ciertas funciones en las personas. Entre ellas se encuentran:

  • Concentrarse en las tareas diarias pendientes.
  • Prestar atención.
  • Mantenerse quieto y,
  • Controlar los comportamientos impulsivos.

Por mucho tiempo, el déficit de atención e hiperactividad se asocio sólo a los niños y adolescentes. Sin embargo, el impacto funcional que tiene este trastorno no desaparece una vez llegada la edad adulta. De hecho, estudios han demostrado que puede persistir en más de un 50% de los pacientes que lo padecen. Se asocia con un impacto significativo en varios niveles: funcional, clínico y calidad de vida. déficit de atención en niños

Estudios epidemiológicos, señalan que la población adulta mundial padece este trastorno en un 3,4%1. Sin embargo, lamentablemente, la gran mayoría de estos adultos no se encuentran diagnosticados.

Cuando se convive en familia y uno de los miembros padece déficit de atención, puede resultar complicado. La forma en que se manifiesta el trastorno puede tener un impacto negativo significativo no sólo en la vida del paciente sino en la de sus familiares.

Conoce cuáles son los síntomas del trastorno por déficit de atención

Existen diversos síntomas asociados a esta enfermedad, entre ellos se pueden destacar los siguientes cuando se relaciona con la hiperactividad:

  • Dificultad para mantenerse en un solo lugar. Con frecuencia quienes padecen de este trastorno suelen moverse mucho y no se mantienen en un solo sitio.
  • Subirse a muebles, saltar objetos y/o correr de forma excesiva.
  • Dificultad para entretenerse o jugar sin necesidad de hacer ruido.
  • Impaciencia más allá de lo normal.
  • Parecer que siempre se está acelerado o en marcha.
  • Interrumpir a otros de forma excesiva al hablar. Contestar de manera abrupta a cualquier pregunta.

Existen otros síntomas asociados al trastorno por déficit de atención e hiperactividad, pero con falta de atención:

  • Errores en exceso por descuido.
  • Fácil distracción.
  • Dificultad al momento de seguir instrucciones.
  • Problemas para mantenerse organizado.
  • El paciente parece que no escucha cuando se le habla de forma directa.
  • Renuencia a realizar esfuerzos de manera prolongada.
  • Se olvidan las cosas con frecuencia.

Pronóstico y tratamiento

En la gran mayoría de los casos, el déficit de atención se trata con medicamentos. Estos medicamentos se encargan de promover la concentración y controlar la impulsividad. Existen psicoestimulantes como el modafinilo, metilfenidato y la dextroanfetamina… sin embargo, desde buscasalud.com, no recomendamos su uso. En su lugar, recomendamos productos naturales que no repercutan de forma negativa en el organismo, por ejemplo: Brain Plus IQ.

Este trastorno también se trata con terapia conductual. Muchas veces se combina con la medicación.

Problemas de autoestima asociados al déficit de atención

La relación del déficit de atención y la autoestima, se debe en gran parte a las dificultades académicas que se enfrentan. Ésto, sumado a los niveles de frustración que se crean y los inconvenientes para concluir tareas.

Lamentablemente, debido a los síntomas intrínsecos del trastorno por déficit de atención, los niños, adolescentes y adultos que la padecen reciben con regularidad malos comentarios. Estos comentarios suelen venir de sus familiares, amigos, profesores e incluso de sus padres.

A pesar de los esfuerzos por hacer las cosas bien y mantener agradados a los demás, los resultados que se obtienen no siempre son satisfactorios. Esto puede acarrear frustración en quienes padecen déficit de atención, además de sentir que no se está “a la altura” de lo que se espera.

Lo anterior puede traer como consecuencia:

  • Problemas al momento de recibir felicitaciones: muchas veces se interpretará lo que dicen otros como críticas, aún cuando lo que se esté haciendo sea una felicitación.
  • Dificultad para tener confianza en sí mismo y en sus capacidades. De esta manera se pierde el interés en intentar cosas nuevas, ya que huyen al fracaso y a los comentarios negativos de los demás.
  • Actitud negativa. Motivado a todo lo anterior de esta manera el paciente se mantiene de mal humor o incluso deprimido.

¿Cómo se manifiestan estos problemas de autoestima?

Existen diversas manifestaciones, entre ellas podemos destacar:

  • Manifestaciones psicológicas: que van desde las ideas de suicidio hasta estados de ánimo tristes. También puede haber pesimismo y desesperanza, así como sentimientos de culpa, inutilidad y desamparo. La dificultad para concentrarse, recordar las cosas importantes y tomas decisiones, también están presentes. Y nunca falta el miedo y la ansiedad.
  • Manifestaciones cognitivas: puede haber una captación de estímulos pobre, dificultad para comunicarse, auto-devaluarse, dificultad para caer en enfrentamientos e ideas o recuerdos repetitivos que resultan molestos.
  • Manifestaciones somáticas: inquietud y dificultad para dormir, insomnio, anorexia y ganas de comer en exceso, mareos, náuseas, entre otros.
  • Alteraciones de la conducta: aseo personal pobre y descuido para cumplir las obligaciones diarias. Tendencia al uso de sustancias nocivas para la salud y rendimiento pobre.

Quizás luego de leer éste artículo te hayas dado cuenta que algún miembro de tu familia puede ser un posible paciente. No te remuerdas la conciencia pensando en las veces que puedes haberlo hecho sentir mal, es momento de que tomes cartas en el asunto.

Asegúrate de que si tú o algún familiar, presentan los síntomas del trastorno de déficit de atención, vean a un especialista lo más pronto posibles. Mientras tanto, déjanos cualquier consulta en los comentarios. Nos encantaría saber de ti. Y no olvides compartir en tus redes sociales.

Leave a Reply