Falta de erección: Un problema más común de lo que muchos piensan

Gozar de una buena sexualidad, debe ser parte de la salud integral del todos nosotros. Sin embargo y aunque parezca sorprendente, los problemas relacionados con la falta de erección siguen siendo tabú. Cuando aparecen este tipo de padecimientos, los hombres suelen callar la situación y evadirla pensando en que en algún momento va a solucionarse por sí sola.

Los problemas de erección, vienen relacionados con la disfunción eréctil, la cual se define como la incapacidad para obtener o mantener una erección lo suficientemente firme. Esto trae como consecuencia, la incapacidad de tener relaciones sexuales.

Posibles causas de la falta de erección

También llamada impotencia, mantener una erección parece ser un problema más común de lo que pensamos. Según organizaciones de salud, más de 50 millones de hombres solo en el continente americano se ven afectados por este problema, sin contar el resto del mundo.

Aunque la tendencia a padecer de disfunción eréctil afecta a 4% de los hombres cuando llegan a los 50 años, y al 17% a los 60, casi la mitad de todos los hombres mayores de 75 años sufre de este mal.

A pesar de que el riesgo de tener la enfermedad aumenta con la edad, no se considera una consecuencia inevitable de envejecer.

Y, aunque pueda ser más difícil conseguir una erección a medida que envejece, eso no significa necesariamente que se padezca de un problema de erección. En general, cuanto más saludable es el hombre, mejor es su desempeño sexual.

La mayoría de los hombres experimenta estos problemas cuando atraviesa periodos de estrés. Bajo estas condiciones, puede manejarse y considerarse normal. Sin embargo, si pasa a ser algo constante, puede ser un signo de problemas de salud que necesita tratamiento.

En ocasiones, la causa de una falta de erección pude venir dada por dificultades emocionales y hablar con un psicólogo puede ayudar a superar la etapa.

Los síntomas más comunes son:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Lesiones o traumas post operatorios
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Problemas de pareja
  • Consumo de drogas
  • Beber alcohol en exceso
  • Fumar

Aunque la impotencia es uno de los problemas sexuales masculinos más frecuentes, otros tipos de disfunción sexual pueden ser:

  • La eyaculación precoz
  • La eyaculación tardía o ausente
  • La falta de interés en el sexo

Entendiendo el problema: ¿Cómo consigue un hombre la erección?

Una erección se produce como resultado del aumento del flujo sanguíneo en el pene. Dicho flujo sanguíneo suele ser estimulado por pensamientos sexuales o contacto directo con el miembro.

Cuando un hombre se excita, los músculos del pene se relajan. Cuando ocurre esta relajación se produce un aumento del flujo sanguíneo a través de las arterias del pene.

Esta sangre llena dos compartimientos llamados los cuerpos cavernosos y es cuando el pene crece rígido. La erección finaliza cuando los músculos se contraen y la sangre acumulada puede fluir a través de las venas del pene.

Por tal motivo, si usualmente necesitas hacer un gran esfuerzo para lograr una erección, puedes estar sufriendo de este mal.

Los problemas relacionados con la falta de erección, pueden ocurrir en cualquier etapa del proceso de erección. Ya que por ejemplo, las arterias pueden estar demasiado dañadas para abrirse correctamente y permitir la entrada de sangre. Esto produciría una erección ‘flácida’ o incompleta.

Estos problemas afectan generalmente a las parejas, quienes acuden a la consulta médica en busca de una posible solución.

¿Cómo solucionar el problema?

Los especialistas aseguran, que la forma natural de resolver la disfunción eréctil es produciendo más testosterona.

Actualmente existe en el mercado Rx24, un revolucionario producto que ayuda a incrementar la producción de dicha hormona. Estos potentes comprimidos, otorgan fuerza y vitalidad a los hombres de forma natural y ayudan a mantener una erección.

De igual forma, debes saber que los problemas relacionados con la erección siempre son tratables y tienen solución.

Primeramente, debes visitar un especialista que determine la causa del padecimiento. Esta persona podrá orientarte sobre cambios en tu estilo de vida, hasta los medicamentos y la cirugía si es necesario. Un médico es lo más apropiado para ayudar a identificar la causas y determinar el tratamiento más apropiado.

Callar por vergüenza no ayuda en nada. Es por ello, que muchos hombres han optado por buscar opciones de tratamiento en línea, en vez de recurrir directamente al médico.

Conversar con otros hombres que sufran lo mismo, puede servir de apoyo moral, mas no solucionara la situación. Sin embargo, uno de los puntos clave es no auto medicarse con productos que contengan alta concentración de fármacos, creyendo que esto ayudara a mantener una erección.

De igual forma, tener un estilo de vida sano, una dieta balaceada y practicar algún deporte, contribuyen a una salud integral que puede traer increíbles mejoras a la vida sexual y prevenir la falta de erección.

Si te ha sido de utilidad este artículo y te ha gustado, no dejes de compartirlo en las redes sociales. ¡Ayúdanos a informar a otras personas!

Falta de erección: Un problema más común de lo que muchos piensan
¿Qué te pareció este artículo?

Leave a Reply